¿Qué es un Room Escape?

Qué es un Room Escape

Si has llegado hasta aquí es porque has oído algo sobre los Room Escape, pero no tienes muy claro de que se trata. ¡Pues estás en el sitio correcto! Vamos a intentar explicarte de que va este mundillo del escape, y con un poquito de suerte, hacer que te pique el gusanillo y te animes a probar esta magnífica experiencia.

¿Escape… qué?

Escape Room. O juegos de escape,  o Live Games, o Actividades de Escape en Vivo o Puzzle Games, o Riddle Games… Los nombres son muchos, pero la idea es básicamente la misma: Un grupo de personas  encerradas en una habitación durante un tiempo limitado, que tienen que solucionar una serie de pruebas-acertijos-puzles para conseguir escapar antes de que se cumpla un tiempo dado. Para ello, tendrán que usar la lógica, el ingenio, el pensamiento lateral, la imaginación, la creatividad y sobre todo, aprender a trabajar y a colaborar en equipo. ¿A que suena bien? Pero no corramos tanto… Vamos paso a paso.

Espera… ¿Que en un Room Escape me quedo encerrado?

Sí, pero no te asustes. Los juegos de escape son totalmente seguros. De hecho, una de las características que tienen en común todos los juegos de escape es un botón-palanca-manivela-mecanismo X que, de ser pulsado, para el juego automáticamente, abre las puertas y te permite volver al mundo real.  Pero lo mejor es que tan pronto entras, la dinámica del juego te absorbe, te olvidas del encierro y empiezas a disfrutar cual enano de jardín.

¿Y tiene que ser con un grupo de gente?

Efectivamente. Aunque el tamaño del grupo puede variar enormemente. Desde los Room Escape más pequeños, que permiten equipos de entre 2 y 4 participantes, hasta los más grandes, pensados para que participen hasta 100. Pero la idea sigue siendo la misma: potenciar el trabajo en equipo, así que será necesario que reúnas a un grupo variopinto de amigos, familiares, vecinos y/ o conocidos y los convenzas de que se embarquen contigo en esta sorprendente experiencia.  Aviso para navegantes: los Room  Escape unen, así que nunca se sabe lo que puede pasar después de escapar 😉

¿Por un tiempo limitado?

La cuenta atrás comienza nada más cerrarse la puerta tras el último participante. El tiempo puede variar,  entre 20  minutos y varias horas de juego según las características de la sala, aunque hay una especie de consenso no escrito por el cual el tiempo habitual de la inmensa mayoría de Room Escapes (al menos en España) es de 60 minutos.

¿Y qué hacemos para salir?

Pues eso depende. Cada Room Escape está impregnado de una temática concreta, y está diseñado en base a unos juegos, puzles, pruebas, etcétera. No hay dos Room Escape iguales, por lo que nunca sabrás lo que te espera en el interior de la habitación a la que te enfrentas… Lo que sí te podemos recomendar es que tendrás que usar tu lógica, tu razonamiento, tus conocimientos, tus habilidades, tus experiencias, tu creatividad y tu habilidad para trabajar en equipo.