Blog

El Room Escape como herramienta de Team Building

team building

5 May , 2016  

Lo primero es lo primero. ¿Qué es eso de “Team building”?

Pues no deja de ser una expresión inglesa para lo que en castellano siempre hemos venido a llamar “hacer equipo”. El Team Building es cohesionar a los trabajadores de una empresa o miembros de un grupo para que ofrezcan su mejor versión en el plano colectivo, poniendo de lado los intereses personales en busca del bien común.

¿Os suena? Podemos seguir poniéndole un poco mas de datos al asunto. Los objetivos principales del Team Building son cuatro:

  • Definición de objetivos (tanto individuales como colectivos)
  • Definición de roles.
  • Resolución de problemas.
  • Relaciones interpersonales.

Para cualquiera que haya jugado en alguna del centenar de salas de Room Escape que hay en España, estos objetivos serán muy familiares. Y es que, aunque no se trate de manera implícita, todos estos propósitos se dan dentro de un Room Escape:

  • Definición de objetivos: al entrar en la sala ya se nos propone un objetivo como equipo: ESCAPAR. Incluso algunas salas proponen algún objetivo secundario (como los amigos de Habitación 73). Como equipo, fracasaremos si no conseguimos alcanzar las metas que se nos proponen. Además, dentro del desarrollo del juego, se nos plantearán metas individuales: “haz tú esa cuenta que a mi no se me dan bien los números” o “yo me encargo del laberinto que de pequeño se me daban bien”. El éxito de la misión como equipo también dependerá de los éxitos individuales de cada uno de los componentes.
  • Definición de roles: en todo grupo siempre hay una persona que, por su manera de ser, destaca en las dotes de mando. No es siempre el mas inteligente o el mas preparado, pero tiene algo especial que hace que los demás escuchen y obedezcan. Por otro lado siempre hay gente capaz de alcanzar un alto grado de concentración para resolver tareas complicadas y otras personas destacan por su pensamiento lateral. La perfecta conjunción de todos los perfiles garantiza el éxito en un Room Escape.
  • Resolución de problemas: ¿existe algo más obvio? Individualmente, por parejas o en grupos mas grandes, incluso el equipo completo. Un Room Escape es en sí un problema gigante, dividido en pequeños problemas. Divide et impera, que decía Julio César. Divide y vencerás.

Divide y vencerás

  • Relaciones interpersonales: normalmente acudimos a los Room Escapes con familiares, amigos, conocidos o compañeros de trabajo, personas que creemos conocer hasta que se ven sometidos a la presión del tic-tac del reloj, a esa inmersión en una historia que les es ajena (como ejemplo, el de Enigma) pero que les va a hacer sacar lo mejor y lo peor de ellos mismos. Y es en esos momentos cuando nuestra capacidad para gestionar la personalidad de nuestros compañeros nos guiará hacia la salida.

En resumen, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que cualquier Room Escape es una perfecta herramienta de Team Building. Algunos empresarios aún no dan la suficiente importancia a los eventos que fomentan la interrelación de sus trabajadores fuera del ámbito de la oficina. Otros quizá si, pero no identifican un Room Escape como elemento conductor de ese caudal de buena energía que quieren para sus empleados. Pero estamos seguros de que a fuerza de proponer eventos y opciones a las compañías, muy pronto veremos los Room Escapes con todas sus horas entre semana reservadas por empresas.

¿Que opinas? ¿Crees como nosotros que el momento de los Room Escapes como actividad de empresa/grupo esta por llegar? ¿O que el hecho de las reducidas dimensiones de las salas imposibilita este tipo de grupos? ¿Se impondrán las actividades “portátiles”? Déjanos tu comentario!


One Response

  1. Muy interesante el artículo, ojala más empresas fomentaran el trabajo en equipo y el team building así. Yo estuve hace poco en Room60 en Zaragoza y me lo pase genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *